CHINADEGA DESTINO POR CONOCER.

sábado, 2 de agosto de 2014

Mejorarán infraestructuras turísticas en Cosigüina y Estero Padre Ramos


Una fuerte inversión recibirán las infraestructuras turísticas de la Reserva Natural del Volcán Cosigüina y el Área Protegida del Estero Padre Ramos, lo cual redundará en una mejoría sustancial de las instalaciones en esos dos sitios emblemáticos del departamento de Chinandega.
La Unión Europea y el gobierno nicaragüense aportarán 200,000 euros para los trabajos, que elevarán la calidad de las condiciones para los visitantes en ambos lugares, ubicados en el municipio de El Viejo.
El proyecto será ejecutado por la Red Nicaragüense Comunitaria (Renicc) y Amigos de la Tierra, de España, en labores coordinadas con el Instituto Nicaragüense de Turismo y la Agencia de Cooperación para el Desarrollo de Luxemburgo, como parte de fondos destinados al programa Ruta Colonial y de los Volcanes.
Según Arturo Aguirre, responsable técnico por Renicc, contemplan señalizar, crear pequeñas empresas turísticas, formar guías y mejorar los senderos en la Reserva Natural del Volcán Cosigüina, entre otras tareas.
Iniciativa atractiva es el plan de construir un mirador en la cima del coloso para ser llamado La mirada de los tres países: El Salvador, Honduras y Nicaragua.
En al Área Protegida del Estero Padre Ramos se prevé dotar de botes con fibra de vidrio a las mujeres concheras para que realicen recorridos a remo con turistas.
Guillermo Rodríguez, de Amigos de la Tierra, destacó que crearán un circuito turístico en ambos sitios “para que los turistas vivan una experiencia inolvidable en estos lugares cercanos al golfo de Fonseca”.
La Reserva Natural del Volcán Cosigüina, con una extensión de 13 168 hectáreas, es uno de los últimos refugios de vida silvestre en la vertiente del Pacífico de Nicaragua, cuya principal característica es el cono truncado del coloso, con una altura máxima de 872 metros sobre el nivel del mar.
Una laguna cratérica ocupa el fondo de la caldera, formada como consecuencia de la erupción y colapso del volcán el 20 de enero de 1835, considerado el más violento estallido ocurrido en Las Américas.
Un rasgo sobresaliente son los acantilados verticales o farallones originados por la rápida emersión de la península sobre el vecino golfo de Fonseca, frente a los cuales, en dicho golfo, existen varios islotes rocosos pertenecientes a Nicaragua.
En la parte terrestre de la Reserva se han identificado 172 especies de fauna, de las cuales 104 son de aves, 27 de mamíferos, 34 de reptiles y 7 de anfibios, mientras de flora se han visto unas 148.
Por su parte, el Estero Padre Ramos es una Reserva Natural formada por lagunas y numerosas ensenadas, las cuales están dominadas por grandes extensiones de manglares que forman una de las áreas naturales más importantes de nuestro país.
Localizado en el noroeste de la costa Pacífica, el lugar posee otros ecotipos que incluyen marismas, playas arenosas y arrecifes rocosos, como parte de unas 28 300 hectáreas que abarca, donde hay 18 comunidades pequeñas, Padre Ramos la mayor de ellas.
El sitio es extremadamente crítico para la anidación de la tortuga carey, pues alberga aproximadamente el 45 por ciento de toda la anidación conocida para esta especie en el Pacífico oriental, cuyo seguimiento y conservación comenzó en abril de 2010.
De acuerdo con expertos, queda mucho por descubrir de esta perla nicaragüense pues apenas recientemente está comenzando a ser visitada por los turistas más aventureros, por lo cual es muy importante la inversión para el mejoramiento de su infraestructura.